COVINIRs

COVINIRS

Las graves consecuencias de la pandemia de la COVID-19 han puesto de manifiesto la necesidad de métodos de diagnóstico rápidos y precisos que permitan controlar rápidamente la expansión de las enfermedades infecciosas y conduzcan a una correcta gestión sanitaria y económica de las crisis sanitarias. Los métodos más precisos (pruebas PCR) son lentos, caros y necesitan realizarse en un laboratorio, mientras que los tests de antígenos y de anticuerpos, aunque son rápidos y económicos, resultan poco precisos y dependen del suministro de un mercado internacional que puede llegar a colapsarse.

OBJETIVO

El proyecto COVINIRS propuso en 2020 la posibilidad de una solución a este problema utilizando la espectrometría de infrarrojo cercano (NIRs) como método analítico rápido, preciso, económico y portátil para el diagnóstico de ésta y otras enfermedades infecciosas en el futuro. La NIRs es una tecnología no invasiva que permite analizar varias muestras por minuto y, mediante un algoritmo desarrollado a partir de modelos estadísticos, ofrecer una respuesta en segundos sobre la probabilidad de infección de un paciente o una persona aparentemente sana.

DESARROLLO

Este proyecto fue llevado a cabo por la empresa Boscalia Technologies S.L., junto con la Universidad Rey Juan Carlos (URJC, donde pertenece la investigadora principal, la Dra. Silvia Matesanz) y la Universidad de Alcalá. Financiado parcialmente por la URJC. durante el proyecto se analizaron más de 1.825 exudados naso-faríngeos conseguidos gracias a la colaboración de varios centros sanitarios* y se alcanzaron valores de sensibilidad del 85% y de especificidad cercanos al 70%, lo que demuestra el enorme potencial de la espectrometría NIR como método de diagnóstico de enfermedades infecciosas. Los equipos fueron aportados por la URJC, Boscalia Technologies, INTA, JASCO Analitica Spain y BONSAI Advanced Technologies.

*Hospital Clínic de Valencia (a través del INCLIVA), Hospital Universitario Fundación Alcorcón, Hospital General Universitario Gregorio Marañón y Hospital Universitario Rey Juan Carlos, Centro de Salud de Íscar, Hospital Clínico Universitario de Valladolid.